¡EXPERIENCIAS PARANORMALES PERSONALES! (PARTE 2)

En la primera parte les conté un poco sobre mi infancia conviviendo con nuestros espíritus, que ya tenían muchos años estando con nosotros, por cierto…

Cuando ya eramos un poco más grandes de edad, nos empezamos a dar cuenta cada vez mas de las cosas que pasaban a nuestro alrededor las cuales no tenían explicación alguna.

¡No era posible que cada noche se escuchara como arrastraban las sillas del comedor cuando ya todos estábamos dormidos! ¡En serio! ¡Cada noche!

Ademas siempre escuchábamos pasos, como se caían cosas pesadas, golpes en las puertas, y también oíamos como caían objetos metálicos al piso como monedas o llaves y jamas vimos lo que se suponía que había caído.

Después de unos años, nos cambiamos de casa, era una casa más grande, con más cuartos y jardín. Yo tenia mi propio cuarto y mis 2 hermanas dormían en otro.


¿Te da miedo la obscuridad?
En realidad, dure muy pocas noches durmiendo en ese cuarto yo sola, ya que sentía constantemente que no estaba sola, oía crujir la madera como si alguien estuviera caminando, me daba terror voltear hacia la puerta ya que sentía que algo desde ahí me estaba observando, las luces se prendían o se apagaban solas y ¡listo! No aguante más y agarre mi almohada y me fui al cuarto de mis hermanas a dormir al piso, ¡no me importaba! Solamente no quería estar en ese cuarto nunca mas.

Dormí en el cuarto de mis hermanas por años, hasta que empece a tener la misma sensación de algo observándonos, la madera crujía, las persianas se movían…
Hasta que un día en medio de la noche se escucho un golpe bastante fuerte como si algo pesado como un sillón hubiera caído y corrí a prender la luz y, ¡claro! ¡Todo estaba en orden!

Después de eso, escuchábamos voces, golpes en todos los cuartos, y empezamos a ver sombras que pasaban, sentíamos el aire de alguien pasando por atrás nuestro…


No poder dormir por el terror…

Y pudimos notar, que al parecer, a mi hermana la de en medio escuchaba y veía mas cosas, como si ella los atrajera.

Yo me case unos años después, y mi bebe le sonreia a alguien (invisible) y lo seguía con los ojos, una vez incluso paro justo encima de mi y ha sido la vez que más me he asustado en mi vida, con decirles, que salí corriendo de la casa con mi bebe en brazos. Ya que estábamos solos.

Y la lista sigue creciendo, ¿que más podrá pasar ahora?