TIERRA DE GIGANTES: EVIDENCIA DE GIGANTES EN LA ANTIGÜEDAD PARTE I | MUNDO PARANORMAL

Osamenta gigante


Todos conocemos las historias de los gigantes que caminaron alguna vez sobre la Tierra, hay varias en la Biblia, y hay muchos cuentos clásicos que involucran a los gigantes: seres humanos de un tamaño mucho mayor al de los demás, con una gran fuerza pero, muchas veces, con una inteligencia mucho menor. ¿Qué tal si esto no fuera pura ficción? ¿Y si estos relatos fueran basados en hechos completamente reales?




En el
mundo, a través de los años, ha habido un sinnúmero de hallazgos antropológicos
y arqueológicos que confirman que los gigantes, hace miles de años, caminaron y
quizá gobernaron este planeta, estos hallazgos no son más que las colosales
osamentas de estos seres que de mito ya no tienen nada.




Osamenta gigante
Osamenta gigante





Una “gran” civilización





En 1912 en
Wisconsin, en el lago Delavan, un grupo de arqueólogos había dado con varios montículos
funerarios de la llamada “Cultura Woodland”, una antiquísima civilización que
habitó Norteamérica en las épocas prehistóricas, al menos un milenio antes de
Cristo. 






Pero en
aquellas tumbas no estaban los restos normales de los Woodland que ellos habían
hallado antes, estas osamentas eran colosales, de proporciones extrañas… ¡algo
jamás antes visto! Se trataba de osamentas de gigantes, con al menos 3.6 metros
de longitud por 1.20 de ancho en cada tumba, se llegó a estimar que estos seres
llegaron a sobrepasar los cinco metros de altura, y seguramente habrían dominado
a sus congéneres de proporciones menores en aquellas tierras.



 


Gigante de los Woodland
Gigante de los Woodland





Encubrimiento






Por motivos
que, muchas veces escapan nuestra propia lógica, las instituciones
gubernamentales suelen tratar de encubrir este tipo de hallazgos, sea para
evitar el pánico colectivo o para mantener una agenda oculta del público
general.  El hecho es que el Instituto
Smithsoniano ordenó la destrucción de todas las osamentas desenterradas en
Delavan, y de cientos de otras descubiertas entre 1900 y 1912, por más que los
arqueólogos a cargo pelearon contra el dictamen la evidencia se perdió, para
siempre.



 


El femur encontrado
El fémur encontrado




Pero, para
siempre es mucho tiempo, y hubo un comisionado del Smithsonian que decidió ir
en contra de lo ordenado, guardó un fémur de 130 centímetros de largo, y solo
recientemente lo hizo público. Con esta prueba se demandó en la corte al
Smithsonian y fueron obligados a divulgar las pruebas que tenían y a permitir
que se publique cualquier hallazgo subsecuente. 
Este es solo el inicio de lo que puede llevarnos a descubrir que la
historia antigua fue totalmente distinta. 
¿Crees que los gigantes de verdad existieron? ¿Por qué ocultarlo? Dinos
tu opinión.
Si te ha gustado el artículo, no olvides que puedes ver muchas más historias interesantes y aterradoras para todos los públicos, visitando Mundo Paranormal o la Mátrix Holográfica. Te esperamos.


             Google +   


Twitter
 
  



Facebook


COPYRIGHT ©  Alejandro Borges

Foto Por Cortesía: www.exociencias.com