ZOMBIS EN NUEVA ORLEANS: LA HISTORIA DE VIOLETTE | MUNDO PARANORMAL

Violette


En Nueva Orleans existen miles de historias llenas de mito y tradición, enraizadas con los orígenes africanos de sus primeros habitantes, se habla de magia negra y vudú.  Pero pocas historias pueden compararse con la de Violette, la niña zombi.
 


Esta historia en particular se remonta al siglo 19, durante las épocas más románticas de Nueva Orleans, donde el brillo y la opulencia de sus habitantes opacaba a las demás ciudades, en este entorno, una pareja muy adinerada tuvo una hija, a quien llamaron Violette, sin imaginar el horrible destino que tendría.


Violette
Violette


 


Muerte Inesperada

La niña, que era la luz de los ojos para su padre y madre, cuya belleza se hizo reconocida en toda la ciudad, también se hizo muy conocida por tener los ojos color violeta – de allí su nombre – y por ser la niña más consentida de todo el lugar, puesto que era hija única y sus padres eran tremendamente adinerados.  


Fallecida a los seis años
Fallecida a los seis años



Pero un día, cuando tenía ya seis años, al salir de viaje, murió repentinamente de una fiebre muy alta, los padres de Violette cayeron en una profunda depresión y su familia se vio practicante en la ruina, mientras que aquel matrimonio y sus sirvientes se dedicaban a llorar a Violette día y noche. 


Un Pacto Oscuro



Pero aquí no acaba la historia, todo se volvió muy obscuro cuando el padre de Violette fue a visitar a varios médicos brujos, su intención era traer de vuelta a la vida a la niña, aunque ya tenía más de un mes de muerta.  Encontró a una hechicera dispuesta a ayudarlo y, después de exhumar el cadáver de la niña, la puso en manos de aquella maestra del vudú, quién después de unos días se la devolvió… viva.  

Al menos parecía estarlo, la niña parecía estar todo el tiempo distraída, como pensando en algo, y rara vez respondía cuando se le llamaba.  Los sirvientes eran recelosos con ella, puesto que conocían de la magia vudú y sospechaban que algo horrible habían de haber hecho sus padres.  


Violette momificada
Violette momificada


Un día, la chiquilla empezó a morder las carnes crudas en la cocina, y poco tiempo después pasó a atacar a los sirvientes.  Los padres de ella, ajenos a estos hechos, no hacían nada.   Llegó al extremo de que Violette empezaba a podrirse en vida, olía mal y su piel se tornaba color purpura y verde.  En vez de resucitarla, aquella hechicera vudú la había transformado en un zombi
 


Entonces una sirvienta un día tomó a la niña, después de que esta la atacara salvajemente, y se la llevó lejos, fingiendo que la había secuestrado.  El destino final de Violette fue la casa de la hechicera, esta sintió lástima por la niña y la momificó, dejándola sola en un desván, donde se dice que sigue hasta hoy en día, y quienes la han visto aseguran que aún se mueve, corretea por la casa y busca hincarle los dientes a algún incauto. 
 


¿Te atreverías a buscar a la pequeña Violette? ¿Sería esto prueba suficiente de que los zombis existen?
Comenta con tus opiniones. 

Si te ha gustado el artículo, no olvides que puedes ver muchas más historias interesantes y aterradoras para todos los públicos, visitando Mundo Paranormal o la Mátrix Holográfica. Te esperamos.


             Google +   


Twitter
 
  



Facebook


COPYRIGHT ©  Alejandro Borges

Foto Por Cortesía: hauntedamericatours.com